JARDINERÍA

En Cristóbal Cansado S.L. disponemos de todo lo necesario para el mantenimiento y riego de su jardín.

 

  • Programadores de jardín

Entre los cuidados que precisa tu jardín para estar vigoroso, se encuentra el riego, y la herramienta más  valiosa con la que puedes contar para gestionar el consumo racional de agua minimizando su gasto, son los programadores de riego.

Los programadores de riego  son el elemento principal de todo sistema de riego automatizado, son los encargados de dirigir  el sistema de automatización de una instalación de riego en el jardín, es decir, son el cerebro del sistema de riego automático. En general, se encargan de la apertura y cierre de las electroválvulas. Un solo programador puede controlar más de un sector de riego del jardín. Pueden tener una o varias estaciones, es decir, una o varias salidas con las que alimentar una o más electroválvulas. Además pueden presentar un gran abanico de posibilidades a la hora de introducir los datos de programación, hora de inicio, duración del riego, días que se desea regar, etc.

Podemos clasificar a los programadores de riego en los siguientes tipos:

  • Programadores de grifo: Son programadores de riego que llevan incorporada  la válvula eléctrica y además son autónomos, funcionando normalmente con baterías (pila) de 9 voltios. Están diseñados para conectarlos a un grifo. Al estar a la intemperie se suelen deteriorar bastante, acortándose su vida útil. Solo se utilizan para jardines muy pequeños. En este enlace podréis ver muchas imágenes de programadores de grifo.
  • Programadores autónomos: Este tipo de programadores de riego corresponde a todos aquellos que se alimentan de baterías, (pilas) normalmente de 9 voltios, y no necesitamos tener cerca una toma eléctrica para que funcionen, de aquí su definición de programadores de riego autónomos. Su instalación suele ir en los colectores de electroválvulas, ya que  muchos de este tipo llevan incorporado la electroválvula en el programador de riego. Este tipo de  programadores de riego suelen emplearse en jardines en donde no hay electricidad o donde nos es imposible llegar con cable desde el colector de electroválvulas a la toma de corriente.
  • Con electroválvula: Son los programadores de riego que llevan la electroválvula incorporada, es decir el propio programador esta en el colector de electroválvulas instalado.
  • Sin electroválvula: Programador de riego autónomo. Estos  programadores de riego  no llevan la válvula eléctrica incorporada, se conectan por cable eléctrico con estas. Se debe tener en cuenta respetar la polaridad según los colores del cable de las electroválvulas, ya que se trata de corriente continua a través de la batería de 9 voltios. Suelen llevar una tapa estanca para protegerlos de las humedades, pueden ir instalados en las arquetas de los colectores de las electroválvulas.
  • Programadores murales (alimentación de red): Son los más fiables de todos los explicados hasta el momento, su instalación se realiza en  una pared y  suelen ir en interiores o en sitios protegidos,(donde exista tomas de corriente 220 V cercana), lo que aumenta su vida útil y la fiabilidad de su funcionamiento. Viene provistos de un transformador a 24 V, que puede traerlo incorporado o en el propio enchufe. Y también  poseen una pila  de seguridad que asegura la memoria en caso de  fallos en la red eléctrica. Estos programadores de riego se conectan mediante cableado con todas las electroválvulas distribuidas por el jardín en arquetas subterráneas, permitiendo abrir y cerrar muchos sectores de riego, hasta 12 o 14 sectores. Además, en muchas marcas, existen series más profesionales que pueden llegar a administrar riegos de  32 o más  sectores.
  • Electroválvulas

Una electroválvula, también conocida como válvula solenoide de uso general es una válvula que abre o cierra el paso de un líquido en un circuito. La apertura y cierre de la válvula se efectúa a través de un campo magnético generado por una bobina en una base fija que atrae el émbolo.

Tipos de electroválvulas

– Acción directa: En esta familia de válvulas el flujo electromagnético actúa directamente en el émbolo que cierra o abre el orificio permitiendo que el líquido pase o pare (presión mínima requerida = 0 bar). Las válvulas de acción directa e indirecta pueden ser normalmente cerrada (NC) o normalmente abierta (NA). Las válvulas normalmente cerradas, no dejan pasar el fluido cuando están en reposo y cuando son energizadas se abren dejando pasar el fluido. Por otro lado las válvulas normalmente abiertas dejan pasar el fluido cuando están en reposo y al momento de energizarlas se cierran impidiendo el paso.

– Acción indirecta: El orificio principal es abierto por el desequilibrio entre las presiones en las superficies del diafragma superior e inferior (o del pistón). Cuando se energiza la bobina el movimiento del émbolo causa la apertura del orificio de piloto y descarga el compartimiento superior del diafragma: el desequilibrio de la presión mueve el diafragma que abre el orificio principal (la presión mínima requerida es de 0.2 bar).

– Acción mixta: En esta familia de válvulas la abertura del orificio principal es efectuada por el desequilibrio de presiones entre el cuerpo superior y el inferior combinando con la acción directa del émbolo que está fijo al diafragma mediante un resorte (presión mínima requerida = 0 bar)

Válvulas proporcionales

Las válvulas de acción directa también pueden ser válvulas proporcionales. En estas válvulas la cantidad de líquido que pasa a través de la válvula puede ser controlada cambiando la cantidad de corriente que atraviesa la bobina.

Bobinas solenoides

La bobina es el “motor” de la válvula; un flujo eléctrico crea un campo magnético permitiendo que la armadura fija atraiga el émbolo.

Disponemos un amplio rango de válvulas solenoides, con bobinas en todas las potencias requeridas por la industria. Algunas de las aplicaciones de electroválvulas que ponemos a su disposición son para:

  • Agua
  • Aire y gas inerte
  • Vapor
  • Aceites y gasolina
  • Químicos
  • Jarabes y agua desmineralizada
  • Gas combustible

 

  • Aspersores emergentes

Los aspersores de impacto emergentes continuan teniendo una importante cabida en el mundo del riego de zonas verdes por motivo de sus características técnicas de diseño. Los aspersores de impacto emergentes suelen comportarse mucho mejor en situaciones de vientos medio-fuertes y con calidades de agua no muy buenas (recicladas o pozos con arenas).

  • Difusores emergentes

Los difusores emergentes combinan una junta limpiadora de estanqueidad activada por presión con una lubricación de fórmula avanzada que elimina prácticamente cualquier atasco. Además añadimos un labio de diseño cónico que evita la entrada de residuos en el cuerpo, obteniendo un difusor de alto rendimiento. Resistente y seguro, su cuerpo rugoso ofrece un agarre sin deslizamientos y facilita la instalación. Estos difusores ofrecen un interior de difusor de 4″ de repuesto que permite renovar el producto sin necesidad de comprar el cuerpo y cabe incluso en el pulverizador 1804. Disponible en cuatro alturas emergentes con entrada lateral, regulador de presión y válvula de retención opcional, se ajusta a la mayoría de las aplicaciones de paisajismo.

  • Arquetas

Una arqueta es un pequeño depósito utilizado para recibir, enlazar y distribuir canalizaciones o conductos subterráneos; suelen estar enterradas y tienen una tapa superior para poder registrarlas y limpiar su interior de impurezas.

Se utilizan en redes de saneamiento, de agua potable y de regadío, pudiendo albergar las llaves de corte de redes enterradas. También se utilizan en redes de distribución de electricidad y otros servicios cableados, como los de telecomunicaciones.

Se pueden construir de ladrillo, revocadas y fratasadas interiormente con mortero de cemento; también pueden ser prefabricadas en hormigón o en materiales plásticos. Las tapas se suelen fabricar de materiales metálicos como la fundición excluyendo así por tanto cualquier otro tipo de uso ajeno a la canalización de fluidos. En este sentido, la arqueta forma parte del alcantarillado.

 

No se admiten más comentarios